Mujeres cubanas en las ciencias: ¿Derechos humanos? ¿Derecho a estudiar ciencias gratis? ¿Derecho a soñar y ser científicas?

10 Diciembre 2020

En primer lugar, somos herederas de una cultura de sembrar el estudio y el afán por conocer el mundo, de una pléyade de cubanos que, desde Félix Valera, José de la Luz y Caballero, José Martí, hasta tantos y tantas maestras que en nuestras escuelas nos motivaron y orientaron hacia una cosmovisión basada en el método y la certeza científica. Somos herederas de una voluntad política de inclusión desde 1960 cuando Fidel trazaba la estrategia de fundar un país de hombres de ciencias, abrir oportunidades a todo el que quisiera estudiar, sin “techo” desde licenciaturas, ingenierías, maestrías, doctorados, posdoctorados, sin límites, donde la cota la ponía uno mismo, fuera hombre, fuera mujer, negro, mulato, pobre, campesino, hijo de obrero.  Desde todas las provincias y lugares más recónditos de Cuba acudimos a alfabetizar y la mayoría de las que alfabetizamos fuimos mujeres y la mayoría de los que fueron alfabetizados eran mujeres. Por doquier de esta pequeña isla se abrieron universidades, muchas fuimos a estudiar a las mejores universidades europeas, no solo a las del campo socialista sino también a otras instituciones de alto prestigio mundial.
62 años después ¿Por qué somos las mujeres cubanas más del 66 % de la fuerza laboral para la actividad científico-técnica? ¿Por qué somos hoy la Academia de Ciencias de Cuba que más porcentaje de mujeres tiene entre las Academias del mundo? ¿De dónde salimos tantas mujeres científicas?, ¿De la nada?
Hoy, día mundial de los Derechos humanos queremos manifestar una vez más que la ciencia cubana y las científicas de hoy somos un fruto genuino de la Revolución cubana y que continuaremos forjando una sociedad mejor, socialista, inclusiva, próspera y sostenible.
COMISION DE MUJERES ACADEMICAS, ACC, LA HABANA 10 DE DICIEMBRE 2020.
#ACADEMIADECIENCIAS
#CITMA
#SOMOS_ACADEMIA
#CUBA

  • Misceláneas